Página principal

Página Principal

Archivos para bajar

Boletín

Enlaces

Envíanos mensajes


Los relatos

El mundo

El juego


Magia

Índice

Prefacio

Sección 1: Hechizos

Sección 2: Bendiciones y maldiciones

Sección 3: Utensilios mágicos

 

 

Magia: Hechizos y Bendiciones

Sección 3: Utensilios mágicos


La puerta espejo

“Tras años de estudiar textos antiguos, estoy convencido de que hace más de dos milenios existía en Gushémal un sistema de puertas que permitía viajar al instante hacia el lugar que uno quisiera y que estuviera a cientos o miles de kilómetros de distancia. No puedo decir quién construyó este sistema, o siquiera quién lo operaba, pero todos los indicios concuerdan en que sí existió.”

“Toda gran ciudad contaba al menos con una de esas puertas, y todas tenían la apariencia de espejos ovalados, que medían cerca de  dos metros de alto por uno de ancho, con marcos enjoyados de diferentes colores, quizá representaban los de las naciones en donde se hallaban situadas. Pronunciando ciertas palabras, se podía elegir la puerta de destino, y el marco de la puerta comenzaba a brillar, lo que indicaba que estaba en funcionamiento. El viajero sólo tenía que pasar a través del espejo, y en el mismo instante aparecía en el destino elegido.”

“Hay varias leyendas que dejan entrever la existencia de tal sistema. Es claro que los escritores supusieron que el lector, sea quien fuere, tendría conocimiento del principio, cuando los héroes de los que hablaban saltaban hacia el otro lado del continente en cuestión de segundos, para unirse a una batalla o con otro objetivo.”

“Debo admitir que no he hallado ninguna prueba directa —pero, es bueno recordar, hay pocos vestigios de aquella época—. Los siglos posteriores a la destrucción de los Imperios Duéndicos son un período negro en nuestra historia. Si bien a partir de información posterior sabemos que las razas de Gushémal aun así florecieron y repararon el daño que causó el Diluvio de los Duendes, son contados, los documentos que llegaron hasta nuestros días, si es que quedó alguno. Existen ruinas, inscripciones en piedra, estatuas; sin embargo, hasta ahora nadie ha podido descifrar los escritos de aquella época, a pesar del gran esfuerzo de muchos colegas míos.”

“Ya que no contamos con pruebas directas, debemos tener en cuenta las leyendas y fábulas que se remontan a aquellos tiempos. Siempre hay un sustento verídico en estas leyendas, que hablan de reinos e imperios bien versados en las artes mágicas. (Según nuestros cálculos más precisos, el nivel de las mareas de la magia se hallaba en lo más alto hace dos mil años.)”

“Ciertas leyendas contienen menciones específicas de espejos mágicos, aunque las circunstancias varían. Parece que los espejos tenían gran importancia en esa época, de lo contrario el recuerdo no hubiera permanecido vivo en las historias. Considerando como un todo estas leyendas y la idea de los viajes instantáneos, tengo para mí que lo más probable es que ambas cuestiones provienen de la misma fuente.”

“En absoluto baso mis conclusiones en el hecho de que tenemos conocimiento de que en la actualidad hay algunas puertas espejo. Hasta donde podemos decir, todas tienen una antigüedad aproximada de dos mil años. (Existen dos o tres excepciones, pero tienen un funcionamiento distinto de las otras, por ende, se las puede dejar fuera de este comentario.) Todas funcionan mediante una serie de palabras mágicas específicas y del modo ya descripto anteriormente. Muchas son las que deben haber existido en épocas remotas, sin embargo, sospecho que las joyas de los marcos fueron robadas y vendidas por el valor que poseían como tales. Los ladrones seguramente no sabían que, con su accionar, impedían el funcionamiento de las puertas —o que el valor de una puerta espejo en funcionamiento sobrepasa con creces el de las gemas—.”

“Empero, la mayoría de mis colegas cree que estas puertas funcionan sólo como pares complementarios, es decir que permiten viajes únicamente entre sí, y en ningún caso se puede hacer que el viajero se dirija hacia otra que no integre ese par. Si ese fuera el caso, es obvio que mi teoría devendría falsa.”

“Gracias a nuestro gran rey, todas las puertas espejo mágicas que sabemos existen en Albinavia han sido reunidas en el Monte Chayán a fin de realizar mis experimentos. Al comienzo, siempre fracasaba cada vez que intentaba modificar el destino hacia donde conducían estas puertas. Intenté utilizar las palabras mágicas de un par en otro —pero no funcionaron—.”

“¡Sin embargo, hace poco días hallé la solución! Una de las palabras mágicas de cada secuencia define el origen, es decir la puerta de partida. Así, cuando utilicé la secuencia de otra, intenté hacer funcionar la puerta del otro par. Al descubrir esto, intercambié las palabras que definen el origen —y establecía un puente entre el espejo origen del primer par y el espejo destino del segundo par—.”

“Por desgracia, mis conocimientos sobre estas palabras mágicas son muy escasos y no me permiten extrapolar conclusiones para poder llegar a puertas situadas fuera del Monte Chayán. Aun teniendo los cinco pares aquí, no puedo hacerlos funcionar a todos.”

“Sin embargo, ello es posible  —¡y eso significa que los creadores de las puertas espejo tuvieron en miras esta posibilidad!—”

Daneel Shanx,
Hechicero Investigador, Monte Chayán, Albinavia