Go straight back home! Do not take $400!



Prefacio

Sección I: Especies inteligentes

 

Bestiario de Gushémal


Prefacio

Amable lector,

Perdonad la presuntuosidad de mi apodo. A quién este mundo puede, en buena ley, llamarse sabio, si ese mundo se ha vuelto demasiado complicado para la comprension de un mero erudito? Mas la misma emperatriz me ha galardonado con tal denominación, el mismísimo estimado paradigma de la belleza que me ha encargado la elaboración de esta obra. Mi esperanza se centra en estar a la altura de la consideración que me tiene la emperatriz, mas no soy sino un erudito que ha pasado muchos años viajando por el mundo que llamamos Gushémal.

Las décadas de viaje, me temo, no alcanzan para brindar el conocimiento certero de las múltiples criaturas que se encuentran en el camino. Por lo tanto, a pesar de las expectativas de la corte, he decidido no confiar en las experiencias por mí acumuladas, sino basarme en otros valiosos viajeros y amistades que me refrescaban la memoria y proporcionaban más información.

Esta obra se halla en plena elaboración. A veces, la tarea de catalogar y describir todas las criaturas que se hallan sobre la faz del mundo parece imposible, no sólo por su cantidad sino también por el posible olvido de un animal harto común. ¿Acaso la importancia del rodriguero no empalidece ante la majestuosidad del dragón imperial, con sus enormes alas desplegadas y su penetrante fuego?

Mas hay que incluir al primero, como a tantas otras criaturas, exóticas y mundanas por igual, por lo cual tengo que depender de la colaboración de muchos amigos, que me contaron sus viajes, ahora que ya no tengo edad para emprenderlos por mí mismo.

Amable lector, vayan estas palabras como ruego. En caso de que este volumen os resulte incompleto en la descripción de las bestias de Gushémal, y tengáis información que agregar, no dudéis en mojar la pluma. Claro que es preciso una revisión previa de lo que se envía por parte de los viajeros que ya conocen a la criatura en cuestión, pero tanto necesitamos que se apreciará cualquier esfuerzo de tu parte, amable lector.

Escribid a mi dirección de magiesquelas, y de inmediato estudiaré sus hallazgos.

 

Lestrovar el Sabio,

Palacio Imperial de Sirap, Ibrollene